Definición y significado de Expositor

La palabra «expositor» tiene su origen etimológico en la palabra expositor que quiere decir «el que pone alguna cosa a la vista». Está compuesta a su vez por el prefijo «ex», que indica «hacia afuera», «positus», que corresponde al significado «puesto», y, por último, el sufijo «tor», que es el que indicaría en este caso, la acción misma.

Con respecto la definición de expositor, dícese de un espacio o mueble que es usado para exponer públicamente distintos artículos o productos comerciales. Además, también puede significar un mueble o espacio para la exposición de obras, arte o cualquier objeto propio o de una empresa.

Usualmente, un expositor, o también llamado exhibidor, es un mueble usado para colocar productos u objetos destinados a la comercialización o venta; a veces también se coloca material de promoción como revistas, folletos, panfletos o catálogos para los posibles clientes o consumidores.

Estos muebles, con frecuencia están situados en un punto de venta de productos o artículos y constan de varios estantes, propiamente preparados con imágenes o decoración temática, con el fin de llamar la atención del cliente hacia sus productos. Su finalidad principal es provocar la venta de algún tipo de material y para eso, se usa en conjunto con otras estrategias publicitarias, buscando llamar la atención, ya que puede ser un expositor único o varios que ofrecen cosas similares.

Tabla de contenidos

¿Cómo están fabricados los expositores?

Los muebles destinados a la exposición de objetos o artículos tienen diferentes características que están determinadas específicamente por el tipo de artículo que quiere exhibirse. En cuanto a su diseño, puede decirse que la mayoría de ellos son fabricados con materiales rígidos y resistentes para poder colocar encima productos u objetos que pueden o no ser livianos.

Aun así, son fabricados especialmente para exhibir algo específico, de manera que permiten modificaciones o especificaciones de acuerdo a eso. Pueden ser fabricados con cartón grueso ondulado, metal, vidrio, plástico o madera. Siempre dependiendo de su uso específico y constituyendo parte de lo que debe llamar la atención del cliente. Y en cuanto a sus colores, pueden ser del color del material usado para su manufactura o pueden estar personalizados para combinar o hacer destacar el producto de que expone.

Generalmente, se diseña en conjunto con la persona encargada de la exposición del producto o servicio para asegurarse de que cumpla con todos los criterios de publicidad. Sin embargo, los expertos afirman que, el expositor por sí solo no garantiza el éxito o el cierre de la venta. Por lo tanto, se realiza otro trabajo simultáneo, en el que se determina el punto o el lugar donde irá colocado, lo cual también repercute en el diseño.

Algunos expositores son de carácter temporal y de ahí su fabricación con materiales más sencillos e incluso reciclables. Para aquellos que tienen intención de permanecer continuamente durante un periodo de tiempo más largo, se escogen materiales más duraderos y longevos, como el vidrio o el metal. Y, según sea el caso, pueden fabricados también de distintos materiales combinados en un solo diseño.

Tipos de expositores

Los expositores se pueden clasificar atendiendo a diferentes factores y necesidades. Sin embargo, a pesar de ello, tendrán diferentes especificaciones de acuerdo a su uso, durabilidad y objetivos a cumplir. Se pueden distinguir entre ellas, dos clasificaciones generales: según su duración en el punto de venta, y según su ubicación dentro del punto de exhibición.

1. Según su duración:

  • Expositores permanentes: Son aquellos destinados a motivos más extensos que una promoción, o publicidad. Por ejemplo, pueden cambiarse los artículos colocados en el expositor o no, pero la exposición permanecerá durante un tiempo prolongado. Así mismo, forman parte de planes de mercadeo y publicidad más complejos. El uso de materiales como vidrio o metal es más común en estos casos.
  • Expositores temporales: Están destinados a permanecer en el punto de venta por un período de tiempo más corto, antes de desaparecer por completo. Generalmente, obedecen a objetivos de corto plazo, como promociones de tiempo limitado, o publicidad sobre algún artículo que se va a vender en el futuro.  Este tipo de expositores son elaborados mayormente con materiales más sencillos.

2. Según su ubicación en la exposición:

  • Expositores de suelo o también llamados «floorstand» en inglés: Tal como indica su nombre, están colocados directamente sobre el suelo en un punto específico de la exposición.  También, de todos los tipos, son los que tienen mayor tamaño. Algunos ejemplos de ellos son los tótems, displays o islas.
  • Expositores de sobremesa o de mostrador: Son diseñados para ser colocados en alguna base, que usualmente es una mesa, de manera que pueden ser móviles. Lo cual indica por su parte, que tienen menor tamaño a propósito de poder modificar su posición o ser transportados en el lugar de la exhibición. Pueden ser urnas, porta-tester o pequeños displays.
  • Expositores de lineal: Se trata de los expositores diseñados como estantes lineales. Exponen artículos de menor tamaño y son más livianos y hechos para exposiciones pequeñas en espacios más reducidos. Algunos ejemplos son las regletas, bandejas o stoppers.
  • Expositores de pared: Este tipo de Expositores, están anclados a la pared. Son los más livianos y fáciles de transportar o modificar su posición. Comúnmente se trata de porta folletos.

Los muebles expositores forman parte fundamental de la publicidad, y representan una parte muy importante al generar incentivos para un cliente que se encuentra en el establecimiento comercial. Diariamente, es posible ver ejemplo de ello en farmacias, supermercados e incluso en pequeñas tiendas y comerciales. Ya que, debido a su orden, colores y otros llamativos, está demostrado que cumplen su objetivo, llamando la atención de personas que quieren adquirir determinado producto o artículo.

Por tanto, es fundamental asesorarse con especialistas en el área para determinar su diseño y ubicación dentro de puntos de venta, ayudando a cumplir con los objetivos particulares de cada uno. Los expositores dentro de un espacio de comercialización, son una herramienta útil, imprescindible para algunos comercios, y en la mayoría de los casos, ayudan a aprovechar y organizar eficientemente el espacio. Facilitan la visibilidad y mejoran la experiencia del usuario en todos los casos.

Admin
Notificarme de próximos comentarios
Notificarme de (elija la opción preferible)
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments